Peronismo

Peronismo en Argentina

Nota: también puede ser de interés la información sobre Peronista.

La era de Perón, 1943-55

Periodo de transición

El gobierno militar enfrentó varios problemas urgentes y difíciles, incluida la decisión de permanecer neutral o elegir bandos en la guerra. También tuvo que decidir entre la restauración de un sistema representativo y la instalación de una dictadura militar a largo plazo. El general Arturo Rawson fue nombrado presidente, pero renunció dos días después de que su postura anticonservadora y su defensa de las Naciones Unidas no obtuvieran apoyo militar.

El general Pedro P. Ramírez reemplazó a Rawson como presidente. Mantuvo la neutralidad en la guerra, pero enfrentó una creciente oposición de todos los grupos políticos, excepto la derecha nacionalista y los simpatizantes fascistas. El gobierno, reflejando un autoritarismo emergente, censuró la prensa y disolvió los partidos políticos. Bajo la presión de Estados Unidos, el régimen rompió relaciones diplomáticas con Alemania, pero muchos oficiales militares no favorecieron esta acción, y Ramírez fue destituido por un golpe de estado. La presidencia fue entregada al general Edelmiro J. Farrell (1944–46), quien encabezó una junta militar, pero, bajo la amenaza de sanciones internacionales, su régimen se preparó para un retorno a la democracia representativa.

La búsqueda de una solución terminó con el ascenso del coronel Juan Perón a la oficina del presidente. Desde 1941, Perón dirigió el Grupo de Oficiales Unidos (Grupo de Oficiales Unidos, GOU), una logia militar secreta que había diseñado el golpe de 1943. En octubre de 1943 consiguió el trabajo menor de dirigir el departamento de trabajo y comenzó a construir un imperio político basado en los sindicatos. Ayudó a los sindicatos a obtener acuerdos favorables por parte de los empleadores e impulsó un programa de asistencia social que ofrecía vacaciones, beneficios de jubilación y indemnización por despido. Para 1945 Perón también era vicepresidente y ministro de guerra. Sus cambios incluyeron dar autonomía a las universidades, reconstruir partidos políticos (incluido el Partido Comunista, prohibido desde 1936) y declarar la guerra a Alemania, facilitando así la admisión de Argentina a las Naciones Unidas. Pero con el regreso de la libertad política se produjo una nueva oposición, que culminó en una manifestación masiva en Buenos Aires en septiembre de 1945. Se adoptaron medidas de emergencia. Aprovechando la oportunidad, los enemigos de Perón en la marina reaccionaron, y fue destituido y arrestado el 9 de octubre. En ese momento, sin embargo, los adversarios de Perón en la esfera militar y política no pudieron ponerse de acuerdo sobre un nuevo curso de acción. Los partidarios de Perón en los sindicatos organizaron una huelga que encontró un apoyo entusiasta entre la gente. Fue liberado el 17 de octubre, fecha aún celebrada por los peronistas como Día de la lealtad, y sus enemigos se vieron obligados a renunciar.

Perón en el poder

Perón hizo campaña para la presidencia en las elecciones de 1946. Organizó el Partido Laborista, que fue resistido por todos los partidos antiguos y por los principales grupos de intereses creados. Su victoria, aunque estrecha, le dio el control de ambas cámaras del Congreso y de todas las gobernaciones provinciales. La estrategia y táctica política de Perón fue autoritaria y personalista. Políticamente «purificó» las escuelas y los tribunales, declaró el estado de guerra interna para expandir su autoridad ejecutiva, redistribuyó los ingresos a favor de los trabajadores, nacionalizó los servicios públicos y otorgó un trato preferencial a las áreas urbanas e industriales sobre sus contrapartes rurales. Premió a los trabajadores organizados por su apoyo al hacer cumplir la legislación laboral, mejorar los salarios y las condiciones de trabajo, controlar los alquileres e introducir el aguinaldo (bonificación de 13 meses). Perón era una figura carismática que hablaba con los trabajadores en un idioma que podían entender. Su atractivo entre los descamisados ​​(«sin camisa», trabajadores desfavorecidos) fue reforzado y dramatizado aún más por su esposa, Eva Duarte de Perón (Evita), quien extraoficialmente dirigió el Departamento de Bienestar Social y presidió una distribución extraordinaria de dinero, apartamentos, y puestos de trabajo.

Hasta 1949, las políticas económicas de Perón fueron exitosas, en gran parte porque los exportadores tuvieron tanto éxito durante y justo después de la guerra. Sin embargo, a medida que la inflación aumentaba y el comercio se volvía menos rentable, se hacía más difícil financiar las importaciones de materias primas vitales. La reforma constitucional de 1949 permitió que Perón fuera reelegido en 1951, pero su próximo gobierno adquirió un tono más conservador, acelerado por la muerte de su esposa en julio de 1952. Evita se había convertido en una poderosa figura política por derecho propio, puliendo el poder del régimen. Imagen de la democracia popular, aunque los militares la habían obligado a rescindir su aceptación de la candidatura a la vicepresidencia en 1951. Después de 1952, Perón incurrió en la creciente hostilidad de la iglesia y los estudiantes. Sus esfuerzos para limitar la influencia política de la iglesia provocó la desafección en el cuerpo de oficiales, y en septiembre de 1955 fue derrocado por el general Eduardo Lonardi y huyó del país. El siguiente período se conoce como el de los intentos de restablecer el constitucionalismo, 1955–66.

Autor: Williams

El regreso del peronismo

El nuevo presidente electo, Héctor J. Cámpora, asumió el cargo en mayo de 1973. De inmediato quedó claro que simplemente estaba preparando el camino para el regreso de Perón del exilio. Las tensiones aumentaron bruscamente entre los peronistas cuando el ala izquierda de la organización luchó con los montoneros de derecha por su influencia. En el regreso final de Perón en junio, hubo una batalla campal entre la derecha y la izquierda en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. El líder sindical y José López Rega, un asociado de Perón, lanzaron una violenta campaña antileftista a través de una organización de escuadrones de la muerte, la Alianza Anticomunista Argentina (AAA o Triple A), que contó con el discreto apoyo del propio Perón. En julio, Cámpora renunció y las nuevas elecciones fueron presididas por otro presidente interino, Raúl Lastiri, quien comenzó una purga de influencias izquierdistas en el gobierno.
La segunda presidencia de Perón.

Perón fue elegido presidente con su tercera esposa, María Estela Martínez de Perón (Isabel Perón), como vicepresidenta. Al asumir el cargo en octubre de 1973, continuó la campaña contra la izquierda, y en mayo de 1974 las víctimas de la purga reconocieron la ruptura con su ex líder y pasaron a la oposición (aún legal). La actividad de Montonero aumentó, y la Triple A, sospechada por muchos de estar cerca de la policía y las ramas de inteligencia de la administración, comenzó a reprimir a los líderes políticos, estudiantiles y sindicales.

Las políticas económicas de Perón a partir de 1973 incluyeron la estabilización monetaria, el control rígido de precios y salarios para favorecer a los asalariados y las limitaciones en las ganancias de los exportadores agrarios. Dentro de un año la balanza de pagos sufrió, sin embargo. El precio de las importaciones de petróleo aumentó considerablemente debido al embargo del petróleo árabe de 1973 y los brotes de fiebre aftosa en Argentina hicieron que muchas naciones europeas prohibieran los envíos de carne argentina.

El legado de Perón

Cuando Perón murió el 1 de julio de 1974, dejó a su viuda una herencia profundamente comprometida, pero la transición del poder fue suave, e Isabel Perón asumió el cargo de primera mujer presidenta del mundo. Bajo la influencia de López Rega, el gobierno se volvió aún más inflexiblemente orientado hacia la derecha, y la violencia alcanzó nuevas alturas. López Rega, quien utilizó la cruzada de derecha para consolidar su base de poder, favoreció a los líderes del ejército y del trabajo que lo apoyaron personalmente, y este estilo de favoritismo creó hostilidad entre los líderes sindicales, políticos y militares. En 1975 apoyó una drástica devaluación y una fuerte caída en los salarios reales, con lo que la inflación se disparó. Se persuadió a Isabel Perón para que despidiera a López Rega, pero la inquietud se profundizó. El 24 de marzo de 1976, oficiales militares depusieron al presidente y se hicieron cargo del gobierno.

Autor. Williams

Juan Perón

Juan Domingo Perón, (nacido el 8 de octubre de 1895 en Lobos, provincia de Buenos Aires, Argentina; murió el 1 de julio de 1974 en Buenos Aires), coronel del ejército que llegó a ser presidente de Argentina (1946–52, 1952–55, 1973–74) Fue fundador y líder del movimiento peronista.

A principios de octubre de 1945, Perón fue expulsado de sus cargos por un golpe de estado de oficiales rivales del ejército y la marina. Pero los asociados en los sindicatos reunieron a los trabajadores del Gran Buenos Aires, y Perón fue liberado de su custodia el 17 de octubre de 1945. Esa noche, desde el balcón del palacio presidencial, se dirigió a 300,000 personas y su discurso se transmitió al País en la radio. Prometió llevar al pueblo a la victoria en las elecciones presidenciales pendientes y construir con ellos una nación fuerte y justa. Unos días después se casó con la actriz Eva Duarte, o Evita, como se la llamó popularmente, quien lo ayudaría a gobernar Argentina en los próximos años.

Después de una campaña marcada por la represión de la oposición liberal por parte de la policía federal y por escuadrones de brazos fuertes, Perón fue elegido presidente en febrero de 1946 con el 56 por ciento del voto popular.

Perón colocó a Argentina en un curso de industrialización e intervención estatal en la economía, calculada para proporcionar mayores beneficios económicos y sociales para la clase trabajadora. También adoptó una posición fuerte en contra de Estados Unidos y en contra de Gran Bretaña, predicando las virtudes de su llamado justicialismo («justicia social») y «Tercera posición», un sistema autoritario y populista entre el comunismo y el capitalismo.

Si Perón no revolucionó estructuralmente a la Argentina, él reformó el país, brindando los beneficios necesarios a los trabajadores industriales en forma de aumentos salariales y beneficios complementarios. Nacionalizó los ferrocarriles y otros servicios públicos y financió obras públicas en gran escala. Los fondos para esas innovaciones costosas, y para el robo que temprano comenzó a corroer su régimen, provinieron del tipo de cambio acumulado por las exportaciones argentinas durante la Segunda Guerra Mundial y de las ganancias de la agencia estatal que fijó los precios de los productos agrícolas. Perón dictó la vida política del país por su mando de las fuerzas armadas. Él restringió severamente y en algunas áreas eliminó las libertades constitucionales, y en 1949 organizó una convención para redactar una nueva constitución que permitiría su reelección.

Perón en el exilio

Líder reelegido del Partido Justicialista (Partido Justicialista) por un margen algo mayor en 1951, Perón modificó algunas de sus políticas. Pero fue derrocado y huyó a Paraguay el 19 de septiembre de 1955, después de una revuelta de la armada del ejército encabezada por oficiales de inspiración democrática que reflejaban un descontento popular creciente con la inflación, la corrupción, la demagogia y la opresión.

Perón finalmente se instaló en madrid. Allí, en 1961, se casó por tercera vez (su primera esposa había muerto de cáncer, al igual que Evita en 1952); su nueva esposa fue la ex María Estela (llamada Isabel) Martínez, una bailarina argentina. En España, Perón trabajó para asegurar, si no su regreso a la Argentina, al menos la eventual asunción de poder por parte de los millones de seguidores peronistas, cuya memoria de su régimen mejoró con el tiempo y con la incapacidad de los gobiernos argentinos después de la década de poder de Perón. .

En una elección tras otra, los peronistas surgieron como una gran masa indigesta en el cuerpo político argentino. Ni los regímenes civiles ni los militares que gobernaron precariamente en Argentina después de 1955 pudieron resolver la condición de «estancamiento dinámico» del país relativamente rico, en parte porque se negaron a otorgar un cargo político a los peronistas.

El régimen militar del general Alejandro Lanusse, que tomó el poder en marzo de 1971, proclamó su intención de restaurar la democracia constitucional a fines de 1973 y permitió el restablecimiento de los partidos políticos, incluido el partido peronista. Por invitación del gobierno militar, Perón regresó a la Argentina por poco tiempo en noviembre de 1972. En las elecciones de marzo de 1973, los candidatos peronistas tomaron la presidencia y las mayorías en la legislatura y, en junio, Perón fue bienvenido de regreso a la Argentina con salvajismo. emoción. En octubre, en una elección especial, fue elegido presidente y, ante su insistencia, su esposa, a quien los argentinos no les gustaban y rechazaba, se convirtió en vicepresidente.

Un legado de agitación

Mientras estaba en el exilio, Perón había cortejado a los peronistas de izquierda y había apoyado a los sindicatos más beligerantes. Sin embargo, una vez que regresó al poder, formó estrechos vínculos con las fuerzas armadas y otros grupos de derecha previamente opositores. Cuando murió en 1974, dejó a su viuda y sucesor como presidente una situación insostenible. Isabel Perón no logró obtener el firme apoyo de ningún grupo de poder, ni siquiera los sindicatos. La actividad terrorista y la violencia política aumentaron. El 24 de marzo de 1976, las fuerzas armadas tomaron el poder, sacaron a Isabel Perón de su cargo y establecieron una junta militar.

Autor: Williams

¿Nos Ayudas a Elegir los Boletines Especializados?

Lawi Profesional anunciará el lanzamiento de "Sumarios Lawi", una nueva serie de boletines especializados en forma de revista que combinan los datos y recursos de Lawi con contenido original y comentarios específicos de la industria o área de práctica. Los boletines, probados con algunos lectores, se ofrecerán al público por primera vez de forma gratuita.

El lanzamiento de los boletines informativos "Sumarios Lawi" es un paso natural para nosotros, ya que continuamos expandiéndonos en más y más materias (sociales, humanas) y mercados. Vemos una gran necesidad de contenido exclusivo y de alto valor adaptado a segmentos de práctica y negocio específicos, y esperamos producir una creciente colección de boletines de nicho en una serie de sectores, disciplinas y mercados.

Los primeros "Sumarios Lawi" incluirán títulos periódicos, como el Sumario Empresarial que se publicará periódicamente y presentará análisis, datos y aspectos jurídicos y sociales sobre las fuerzas que conforman la economía global y la práctica empresarial. Los economistas del personal de Sumarios Lawi proporcionarán un análisis en profundidad de las cifras clave, las tendencias micro y macroeconómicas, y la política pública aplicable, y cómo afectarán a los mercados, las prácticas profesionales y los sectores económicos.

Los boletines se estrenarán con pocos títulos. Rogamos a nuestros lectores que nos indiquen sus preferencias para considerar seriamente su lanzamiento en la primera o segunda etapa. Por ejemplo, estamos analizando los siguientes títulos, en varias etapas:

Acceso a la justicia, Gestión de activos, Banca, Bancarrota, Cannabis, los mercados de capital, Contratos comerciales, Cumplimiento, Criminología, Construcción, Protección del consumidor, Corporativo, Ciberseguridad y privacidad, Empleo, Energía, Derecho ambiental, Fintech, Alimentos y bebidas, Contratos gubernamentales, Salud, Hostelería y turismo, Inmigración, Seguros, Propiedad intelectual, Arbitraje internacional, Comercio Internacional, Ética legal, Industria legal, Aspectos jurídicos de la ciencias de la vida, Historia social, Medios de comunicación y entretenimiento, Fusiones y adquisiciones, Lesiones Personales y Mala Praxis Médica, Capital privado, Responsabilidad del producto, Financiación de proyectos, Política pública, Bienes raíces, Comercio minorista, Comercio electrónico, Relaciones internacionales, Valores mobiliarios, Deportes y apuestas, Impuestos, Tecnología, Telecomunicaciones, Transporte, Juicios, y Delitos de cuello blanco.

Puedes expresar tus preferencias por uno o varios títulos en la zona de comentarios de abajo. Si nos escribes las razones de tu elección podremos analizar mejor las preferencias de los lectores y ajustar de forma más razonada la selección.

Acuerdo con Colegio de Abogados

Hemos firmado un acuerdo con el Colegio de Abogados de La Rioja (España) para proveer de contenido a sus abogados, individualmente y en la propia sede del Colegio de Abogados. Si consideras que puede interesar a tu colegio profesional en la Argentina tener un acuerdo con Lawi, ¿puedes, por favor, pedirles que se pongan en contacto con nosotros?

Una Queja es un Regalo

Esta plataforma de derecho argentino y otros tiene cientos de miles de entradas, y repasamos periódicamente las más populares. Por favor, si consideras que existe algún error o desactualización en las definiciones, o que falta claridad o contenido suficiente, ¿podrías quejarse en la parte de comentarios que está abajo en cada entrada?. Revisaremos cada queja sin dilación.

Por supuesto, si quieres dejar cualquiera otra observación o recomendar la definición a un conocido, te lo agradeceremos enormemente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.