Luis Angel DElía

Luis Angel D’Elía en Argentina

[aioseo_breadcrumbs]

De acuerdo con la Denuncia de Alberto Nisman de 13 de enero del 2015:

«Luis D'Elía ha sido el interlocutor válido del que se han servido la Sra. Presidente y el Sr. Canciller para mantener activas las negociaciones secretas y clandestinas con Irán en relación al plan de encubrimiento. Esto no puede sorprender a nadie pues ha sido a lo largo de muchos años, y continúa siendo aún hoy, un encendido defensor del iraní, que ha reproducido en los medios vernáculos, la versión históricamente sostenida por las autoridades iraníes, cuestionando la acusación judicial que pesa sobre sus nacionales por el atentado contra la sede de la AMIA, a quienes ha defendido públicamente en reiteradas oportunidades.

Tiene probadas y estrechas relaciones con autoridades de la Islámica de Irán, con quienes se contacta y ha compartido entrevistas radiales, viajes, , actos políticos, etc. Ello sentó las bases para que haya sido invitado a Irán en más de una ocasión, además de haber realizado otros viajes gracias al auspicio y apoyo de sus amistades persas, como, por ejemplo, su visita a la del Líbano en 2012. (Obarrio, Mariano, “D'Elía prometió acercarse más a Irán”, La Nación, 28/02/2007; “D'Elía, más lejos: Irán no tiene nada que ver con el atentado a la AMIA”, Perfil, 7/3/2010; Oz, Fernando, “D'Elía lleva negocios a Irán y ya sueña con enriquecerle uranio”, Perfil, 3/4/2010; “D'Elía gestiona negocios para Irán y busca que la Argentina colabore en su polémico programa nuclear”, Infobae, 4/4/2010; “Desde el Líbano, D'Elía volvió a agredir a la comunidad judía”, Radio JAI, 29/03/2012; “D'Elía marchó por Palestina y desató polémica en Twitter”, Perfil, 29/03/2012).

De hecho, a fines de febrero y principios de marzo de 2007, Luís D'Elía viajó a la República Islámica de Irán y se reunió, al menos, con dos de los imputados por el atentado contra la AMIA: Mohsen Rabbani y Ahmad Asghari, circunstancia que él mismo reconoció bajo juramento al prestar declaración testimonial ante el suscripto. En esa ocasión, también admitió que el viaje no había sido abonado de su peculio, sino que fue una invitación a participar de un seminario sobre América Latina y que “como en cualquier seminario internacional los gastos fueron abonados por el país que invita” (declaración testimonial de Luis Angel D'Elía de fecha 08/05/2007, fs. 124.367/124.373 de los autos principales, fs. 17/23 del Legajo N°416).

A su regreso de la nación asiática, D'Elía refirió que le habían entregado evidencias y documentación que demostraban que Irán no había tenido nada que ver con el atentado contra la AMIA y que la acusación de esta Unidad Fiscal estaba apoyaba en pruebas falsas (Obarrio, Mariano, “D'Elía prometió acercarse más a Irán”, La Nación, 28/02/2007; Galak, Oliver, “Escándalo en la Feria del Libro”, La Nación, 30/04/2007; “De regreso, D'Elía ratificó su respaldo a Irán”, La Nación, 2/3/2007).

Consecuentemente, se sustanció una exhaustiva investigación siguiendo la información, los elementos y los testigos aportados por D'Elía. Inicialmente, D'Elía relativizó los trascendidos de la prensa, al explicar que las suyas no eran afirmaciones categóricas, sino que se trataba de una mera hipótesis elaborada en virtud de los elementos que le proveyeron en Irán y el consejo de sus .

La debilidad de sus argumentos quedó manifiesta cuando, al ser citado en declaración testimonial, D'Elía nada pudo corroborar ni aportar elemento alguno que diera apoyo a sus especulaciones. Incluso admitió no haber leído nunca el expediente y reconoció que sus afirmaciones no eran tales, sino meras especulaciones. De hecho, las mismas fueron desestimadas hasta por sus propios testigos.

A fin de cuentas quedó claramente comprobado que la versión brindada por D'Elía no encontraba apoyo, ni siquiera, en los elementos y medidas de prueba que él mismo había propuesto. Y, en consecuencia, se dio por finalizada esa línea de investigación, concluyéndose que “la versión esbozada por Luis D'Elía, huérfana de todo sustento, queda reducida a una teoría disparatada y antojadiza que cae por su propio peso y no amerita un mayor análisis” (fs. 379/381 del Legajo 416).

En concreto, en aquella ocasión quedó desvirtuado lo que podría interpretarse como un intento, burdo por cierto, de desincriminar a los imputados iraníes de toda en el atentado contra la AMIA en el que también estuvo involucrado Luis D'Elía. No ha de extrañar entonces que nuevas maniobras destinadas a desvincular a los acusados iraníes de las imputaciones que se les formulan en la causa por el atentado vuelvan a tener al Sr. D'Elía como protagonista. Es más, su cercanía al gobierno de Cristina Fernández y sus lazos con Irán lo convirtieron en un personaje casi imprescindible en esta trama delictiva. Cabe recordar que D'Elía llegó calificarse a sí mismo como “un soldado” incondicional de la Presidente.

En los meses de febrero y marzo de 2010, Luis D'Elía volvió a visitar Irán. Esta vez lo hizo acompañado de Alicia Sánchez, Fernando Esteche, Jorge Rachid, Mario Codarín y Abdul Karim Paz (Santiago Paz Bullrich). La visita tuvo por objeto participar del 31° aniversario de la Revolución Islámica y fue una invitación del gobierno iraní, que alojó a toda la comitiva en la Casa de Huéspedes de la cancillería persa (“Quejas de
Israel por el viaje de D'Elia a Irán”, La Nación, 07/03/2010; “D'Elía admitió un encuentro con un ex funcionario iraní prófugo en la causa AMIA”, La Prensa, 07/03/2010; “D'Elía y Esteche vieron en Irán a un sospechoso de volar la AMIA”, Perfil, 06/03/2010). Fue en esta ocasión, en la que los iraníes le ofrecieron un acuerdo de similares características al que terminó firmando Héctor Timerman. “…Es parecido a lo que nos propusieron en el primer viaje a Teherán ¿te acordás(Comunicación del 27/01/13, abonado N°11-3315-6908, Archivo B-1009-2013-01-27- 174637-12, CD 266).

En aquella oportunidad, D'Elía volvió a reunirse con Mohsen Rabbani. Esta vez, con la de Fernando Esteche y de Abdul Karim Paz, entre otros (“D'Elía admitió un encuentro con un ex funcionario iraní prófugo en la causa AMIA”, La Prensa, 07/03/2010; “D'Elía y Esteche vieron en Irán a un sospechoso de volar la AMIA”, Perfil, 06/03/2010; “D'Elía sigue defendiendo al prófugo de la AMIA: Es una buena persona”, Clarín, 09/03/2010; “Diputados repudió el viaje de D'Elía a Irán y pidió informes a Cancillería”, Infobae, 07/04/2010).

Durante años, como se adelantó, D'Elía ha mantenido un estrecho contacto con Mohsen Rabbani, con quien se reunió en todas las ocasiones en que fue invitado a la República Islámica de Irán y a quien entrevistó en más de una oportunidad en su radio, en exclusiva, cuando Rabbani ya estaba prófugo (entrevistas radiales de Luis D'Elía a Mohsen Rabbani de fechas 9/3/2010 y 6/4/2011, “Siete punto cero”, Radio Cooperativa AM 770; “D'Elía y Esteche vieron en Irán a un sospechoso del atentado a la AMIA”, Perfil, 6/03/2010; “D'Elía, más lejos: Irán no tiene nada que ver con el atentado a la AMIA”, Perfil, 7/3/2010; “D'Elía no cometió delito al reunirse con los iraníes”, Crítica, 8/3/2010; “Rabbani le confirmó a D'Elía que no declarará en la causa AMIA”, Ambito Financiero, 9/3/2010; Niebieskikwiat, Natasha, “D'Elía sigue defendiendo al prófugo de la AMIA: es una buena persona”, Clarín, 9/3/2010; “Rabbani advirtió que hay muchos negocios atrás de la causa AMIA”, Página 12, 9/3/2010; Oz, Fernando, “D'Elía lleva negocios a Irán y ya sueña con enriquecerle uranio”, Perfil, 3/4/2010; “D'Elía gestiona negocios para Irán y busca que la Argentina colabore en su polémico programa nuclear”, Infobae, 4/4/2010).

Esta invitación a la República Islámica de Irán no fue casual. Lo invitaron para ir adelantándole la solución política y la desvinculación del tema AMIA y así dejar de lado las acusaciones de la justicia argentina y -fundamentalmente- la baja de las notificaciones rojas, en línea con lo históricamente postulado por Teherán.
En su entorno, se destacan figuras como el ex embajador venezolano en Argentina, Roger Capella. Durante su estadía en Argentina, el Embajador Roger Capella trabó una aceitada relación con distintas agrupaciones sociales argentinas, financiando a referentes como Luis D'Elía y Fernando Esteche con viajes, becas y otros recursos. (Gallo, Daniel, “Controvertida agenda política del Embajador de Venezuela”, La Nación, 16/11/2006). Cabe recordar además que Capella fue quien en noviembre de 2006 incitó a Luis D'Elía a realizar la protesta en contra de la justicia argentina por el caso AMIA, que le costó su espacio en el gobierno de Kirchner (“Kirchner ordenó expulsar a D'Elía del gobierno”, La Nación, 14/11/2006; Gallo, Daniel, “Controvertida agenda política del Embajador de Venezuela”, La Nación 16/11/2006).

Ahora bien, la consustanciación de D'Elía con el régimen iraní motivó que siguiera las pautas de la estrategia comunicacional orquestada desde Teherán y que haya sido fuertemente crítico con la investigación llevada a cabo por las autoridades judiciales argentinas y con sus funcionarios, cuestionando su integridad y argumentando que la acusación contra los nacionales iraníes es falsa y ha sido inventada por intereses, presiones e interferencias de sectores y agencias norteamericanas e israelíes (Ver Comunicado del 13 de noviembre de 2006, firmado por Luis D'Elía y Juan José Cantiello, entregado al entonces Encargado de Negocios de Irán en Buenos Aires, Mohsen Baharvand; Wiñazki, Verónica, “Desde Irán, D'Elía aseguró que apoyaría la pena de muerte a los responsables de la AMIA”, Perfil, 4/3/2010; “D'Elía, más lejos: Irán no tiene nada que ver con el atentado a la AMIA”, Perfil, 7/3/2010; “D'Elía no cometió delito al reunirse con los iraníes”, Crítica, 8/3/2010; Entrevista en el programa “DATA” de Rodolfo Barili, Canal Metro, 27/03/2010; “Causa AMIA: Para D'Elía, los acusados iraníes van a ser sobreseídos”, Infobae, 1/3/2013; Discurso de Luis D'Elía en el Acto por el Día Internacional del Al Quds o Día Internacional de la solidaridad iraní por la liberación de Palestina, Mezquita At-Tauhid, 2/8/2013; “D'Elía satisfecho tras el giro de Cristina con Irán, insiste con defender a los acusados por AMIA”, La Nación, 26/09/2012; Dinatale, Martín. “D'Elía y Esteche reivindicaron a la agrupación terrorista Hezbollah”, La Nación, 13/08/2013).
Tal postura pública le costó, como ya se expuso, su cargo como Subsecretario Nacional de Tierras para el Hábitat Social. En relación a aquel distanciamiento, el propio D'Elía declaró: “…fue un momento muy duro para mí… ”, pero aclaró: “…nunca me fui del kirchnerismo, seguí militando y acompañando como lo hice siempre….'” (“Causa AMIA: Para D'Elía, los acusados iraníes van a ser sobreseídos”, Infobae, 1/3/2013).

Sin embargo, más allá de haber dejado la función pública, D'Elía siguió muy vinculado al gobierno, actuando desde la Federación de Tierras y Viviendas. Mantuvo su cuota de poder dentro de la estructura gubernamental nacional y preservó sus contactos, lo que le permitió seguir operando. Su actividad pareció desplegar mayor intensidad y/o visibilidad durante el último mandato de Cristina Fernández.

Su injerencia en la cuestión de tierras y viviendas se ve corroborada, por ejemplo, en las palabras de Jorge Khalil quien, hablando con otro miembro de la comunidad iraní local, afirmó: “Recién salgo de donde Luis…le pedí hectáreas para nosotros, me las va a dar ahora…para hacer un predio para nosotros….” (Comunicación del 13/02/2013, abonado 11-3315-6908, Archivo B-1009-2013-02-13-124515-18, CD 283). Y en otra ocasión le refirió a D'Elía: “…yo ya te había dicho que yo fui ahí a Corrientes, a la subsecretaría, a que avances con esos… ”, en alusión a negocios previos entre ambos (Comunicación del 5/3/2013, abonado 11- 3315-6908, Archivo B-1009-2013-03-05-231220-24.wav, CD 303). Es
decir, que aun fuera de la función oficial, D'Elía ha seguido moviendo los hilos en la Subsecretaría Nacional de Tierras, operando y disponiendo de predios del Estado, como si continuase ejerciendo la función pública de facto.
Al respecto, cabe recordar que en el año 2008 la ex Subsecretaría de Tierras para el Hábitat Social que había dependido de Luis D'Elía en el año 2006, pasó a llamarse Comisión Nacional de Tierras para el Hábitat Social “Padre Carlos Mujica” y a depender de la Jefatura de Gabinete de Ministros de Presidencia de la Nación ( N° 172/2006 del 20/02/2006 y 341/2008 del 3/3/2008). La citada comisión tiene su sede en Av. Corrientes 1302 piso 2do. de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y hace años se encuentra presidida por el Arquitecto Rubén Pascolini quien, a su vez, y junto con la gran mayoría de los directivos de dicha comisión, es miembro de la asociación civil “Federación de Tierra, Vivienda y Hábitat” que preside, justamente, Luis D'Elía (sitios oficiales: www.tierras.gob.ar y www.ftv.org.ar).

Resumiendo. Pocas personas pueden acreditar tantas credenciales como Luis Ángel D'Elía para desempeñar el rol aquí denunciado. Ha sido un acérrimo defensor del régimen iraní y del gobierno nacional al punto de calificarse a sí mismo como “un soldado”. Así lo reconoció el propio D'Elía en una conversación con Khalil, en oportunidad en la que viajó a Venezuela con Cristina Fernández, a causa del fallecimiento de Presidente Hugo Chávez. En esa ocasión, expresó: “Yo me estoy yendo a Caracas temprano…Me voy con la Presidenta, Yuse…”. Luego, en relación a su ausencia en la conmemoración por la muerte de Chávez, ocurrida en la Embajada Venezolana en Buenos Aires, agregó: “Yo tengo que hacer el juego de la Rosada, papá. Si tengo orden de no ir, soy un soldado acá, ¿entendés?” (Comunicación del 05/03/2013, abonado 11- 3315-6908, Archivo B-1009-2013-03-05-231220-24.wav, CD 303). Efectivamente: un soldado, que viaja como parte de la comitiva presidencial para acompañar a la Sra. Presidente en su visita de condolencia por el fallecimiento de un mandatario extranjero.

Ahora bien, no puede extrañar que, con estas credenciales y decidido el acercamiento con Teherán -en función del plan criminal aquí expuesto-, haya desempeñado un rol fundamental como nexo, recibiendo y enviando mensajes de las autoridades argentinas a Teherán, en distintas etapas de este sofisticado plan. Esto se verificó cuando el acuerdo aun se estaba negociando, luego de haberse firmado el memorando, cuando éste quedó trabado por el desinterés de Irán y cuando se montó una puesta en escena para simular una salida dialogada a las desaveniencias surgidas. Incluso, ha sido partícipe de las negociaciones comerciales ligadas al plan, que involucraron al imputado Mohsen Rabbani.

No pueden interpretarse de otro modo los constantes contactos telefónicos y personales que ha tenido con Jorge “Yussuf' Khalil, un pilar de la comunidad iraní en Buenos Aires y la voz más alta de Irán en Argentina en todo lo concerniente al tema AMIA; las reuniones que ha mantenido con el Encargado de Negocios de Irán en Argentina; su participación en la digitación de las actividades de grupos locales de apoyo a Irán; la “regulación” de sus apariciones y declaración públicas por parte del entorno presidencial y el asiduo contacto con el Diputado Andrés Larroque, quien opera como su principal -aunque no única- vía de contacto con la Sra. Presidente.

Cabe recordar que la intermediación de Larroque entre Cristina y D'Elía quedó evidenciada ante la opinión pública en general cuando se publicó que el Diputado le había transmitido a D'Elía el siguiente mensaje: “Dice Cristina que no hables más hasta las elecciones” (“Cristina furiosa con D'Elía: No hables más hasta las elecciones”, La Política On Line, 26/9/2013). Esta información periodística se condice en un todo con los datos que surgen de las conversaciones telefónicas registradas, en tanto corroboran que Larroque es el intermediario entre la Dra. Fernández y D'Elía y que a través suyo ha entrado y salido la información al despacho presidencial, al menos en varios episodios relacionados con los hechos aquí denunciados.

En este sentido, corresponde repetir que Luis D'Elía no es una persona simplemente alineada con Cristina Fernández por mera afinidad en relación al caso AMIA, sino que se trata de uno de sus operadores, alguien que trabaja para sus intereses, al que se le imparten instrucciones y que responde sin cuestionamientos. No se eligió a cualquiera como intermediario para avanzar en la negociación con Irán, eligieron a un “soldado”.

A continuación, se expondrán distintos episodios que permiten ejemplificar el rol de Luis D'Elía en este entramado.
Primero, corresponde reiterar las palabras de Jorge Khalil en noviembre de 2012: “…vengo de La Matanza recién he tenido una reunión con Luis D'Elía y el “Cuervo” Larroque, el de la Cámpora…que me llamaron temprano que querían hablar conmigo, que tenían un mensaje para el gobierno para dar… Y ahora me voy para Martínez a dar el mensaje, a la casa del Embajador…”, en referencia al Encargado de Negocios de Irán en Argentina, máxima autoridad oficial en territorio nacional (Comunicación del 17/11/2012, abonado 11-3315-6908, Archivo B-1009-2012-11-17-104846-10.wav, CD 195). Y al día siguiente: “…Me fui a La Matanza, estuve hablando con el Cuerno Larroque y con D'Elía…de ahí me tuve que ir a la casa del embajador a hablar con el embajador para mandar un mensaje que me mandaron…” (Comunicación del 18/11/2012, abonado 11-3315-6908, Archivo B-1009-2012-11-18- 100116-6, CD 196).

Segundo. El día 27 de enero de 2013, luego de que el canciller Timerman firmara el pacto con Irán, el entonces Secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli, se comunicó con Luis D'Elía para informarle esa circunstancia y, además, le pidió que por unos diez días mantenga un perfil bajo y no realice declaraciones públicas (Comunicación del 27/01/13, abonado N°11-3315-6908, Archivo B-1009-2013-01-27-174637-12, CD 266 y Comunicación del 28/01/2013, abonado 11-3315-6908, Archivo B- 1009-2013-01-28-135905-20, CD 267). Si Luis D'Elía no formase parte del grupo que ejecutó el encubrimiento, esta comunicación carecería de todo sentido pues no siendo funcionario del gobierno ¿cuál sería el motivo para informarlo al instante de la firma del acuerdo y la razón para pedirle que mantenga silencio?.

Idéntico pedido de “silencio estratégico” le fue comunicado por “Alian”, pero esa vez por intermedio de Jorge Khalil: “…lo que le tenés que decir al negro…que esté tranquilo, ‘por diez días no comentés nada'… ”. Y Khalil se lo transmitió a D'Elía: “…por las dudas que te llamen hoy los medios o alguno, tené perfil bajo, por diez días por lo menos… ”, a lo que éste respondió: “…bárbaro….me dijo Parrilli recién también. Dale…” (Comunicación del 28/01/2013, abonado 11-3315-6908, Archivo B-1009- 2013-01-28-135732-18.wav, CD 267; Archivo B-1009-2013-01-28- 135905-20, CD 267).

Es forzoso concluir que la Dra. Fernández hizo llegar a D'Elía su indicación de “silencio estratégico”, tanto a través del Secretario General como de “Alian”. Y resulta una terrible paradoja que las autoridades del gobierno nacional se ocupen de informar personalmente a Luis D'Elía de la firma del Memorando mientras que tanto los familiares y víctimas del atentado como la dirigencia comunitaria hayan tenido que anoticiarse por los medios de comunicación.

Tercero. En febrero de 2013, D'Elía le consiguió al entonces Encargado de Negocios de Irán, Alí Pakdaman, la posibilidad de publicar una nota en la agencia oficial de noticias: “…en Télam, yo se la conseguí…él me llamó a mí para decirme que quería salir en Télam…y me llamó Baharvandpara decirme lo mismo…”, en referencia al diplomático iraní y anterior Encargado de Negocios apostado en Buenos Aires (Comunicación del 12/02/2013, abonado 1 1-3315-6908, Archivo B-1009- 2013-02-12-185834-30, CD 282). De hecho, para articular ese pedido de la diplomacia iraní, D'Elía recurrió a sus contactos en el gobierno: “…yo se la conseguí, yo hablé con Rodra y el Cuervo…”, en alusión al entonces Subsecretario de Medios Rodrigo Rodríguez y al Diputado Nacional Andrés Larroque (Comunicación del 12/02/2013, abonado 11-3315-6908, Archivo B-1009-2013-02-12-185834-30, CD 282).
Este tipo de episodios demuestran, una vez más, que las acciones de Luis D'Elía se encuentran destinadas a responder y atender a los intereses iraníes, en cumplimiento de las directivas emanadas de Presidencia de la Nación.

Cuarto. En el acto del Día de Al Quds, Luis D'Elía reivindicó a Hezbollah y se jactó de sus contactos con la organización terrorista acusada de ejecutar el atentado contra la sede de la AMIA (Dinatale, Martín, “D'Elía y Esteche reivindicaron a la agrupación terrorista Hezbollah”, La Nación, 13/08/2013). Al elogiar a la organización terrorista libanesa, hizo referencia a su reciente viaje a la República del Líbano en marzo de 2012, donde visitó sitios propios de la organización y estuvo en contacto sus dirigentes (Discurso de Luis D'Elía en el Acto por el Día Internacional de Al Quds, Mezquita At-Tauhid, 02/08/2013).

Según la información disponible, este viaje habría sido solventado por la organización “Free Palestiné' (“Luis D'Elía desde Beirut, acompaña la Marcha Mundial a Jerusalén por Palestina. En Buenos Aires, se marchará desde el Obelisco, en www.luisdelia.org, 30/03/2012). Además, D'Elía le agradeció a los referentes de Irán en Argentina “…la posibilidad de conocer el Líbano…de estar en contacto con los dirigentes de Hezbollah…” (Discurso de Luis D'Elía en el Acto por el Día Internacional de Al Quds, Mezquita At-Tauhid, 02/08/2013). Sus declaraciones dejan en evidencia las intenciones de sus contactos iraníes al solventar dicha visita.

Su militancia a favor de la referida organización terrorista llegó al punto de solicitarle a Jorge “Yussuf' Khalil, que le facilite contactos con dirigentes de Hamas y Hezbollah, por razones periodísticas. En sus palabras, le pidió “…que le habilites contactos allá con Hezbollah y Hamas…”, aludiendo -justamente- a Hezbollah, cuyo involucramiento en el atentado contra la sede de la AMIA ha sido revelado por numerosos elementos probatorios en el marco de la causa (Comunicación del 24/11/2012, abonado 11-3315-6908, Archivo B-1009-2012-11 -24-134118- 12, CD 202).

Quinto. Fue el encargado de transmitir la “desazón” de la República Islámica de Irán por el fracaso argentino en el cese de las notificaciones rojas de Interpol. Ello surge explícito de la prueba obtenida y aquí detallada.
Khalil: Yyyyy…hay un poquito de….esto entre nosotros, hay un poquito de desazón de allá, de allá, no sé porque, hay desazón.
D'Elía: ¿¡Desazón!?
Khalil: Desazón, sí, sí, sí. No gustó algunas palabras que se dijeron eh, me parece…
D'Elía: Ajá
Khalil: Me parece que el ruso este de mierda'9 se mandó alguna.
D'Elía: Ah ¿sil Khalil: Si, sí D'Elía: ¿Qué dijo?
Khalil: No… estaba firmado algo, donde estaba el tema de las cautelares también parece, pero bueno lo hablamos personalmente.
D'Elía: Bueno, dale, dale, dale.
(Comunicación del 11/5/2013, abonado 11-3238-4699, Archivo B-1009-2013- 05-11-083146-8.wav, CD 0022).

Sexto. Luis D'Elía conocía perfectamente que uno de los intereses de las autoridades del gobierno argentino que había motivado la del plan de encubrimiento del que participó, ha sido principalmente comercial.

Recuérdese la secuencia de comunicaciones mantenidas con Jorge “Yussuf' Khalil el día 20 de mayo de 2013.

D'Elía: Estoy acá en la puerta de Planificación y entro a ver a Julio eh! Khalil: Bueno, bueno, 11ámame después.
D'Elía: Le voy a tirar eso, eh, ¿dale?
Khalil: Dale, si, si tranquilo.
Transcurrida la reunión entre Luis D'Elía y el Ministro Julio De Vido, el primero volvió a comunicarse con Khalil:
D'Elía: Bueno, mirá, acá estuve hablando con el ‘quía'
Khalil: sí
D'Elía: Ellos están dispuestos a mandar la gente de YPF con nosotros dos Khalil: si
D'Elía: A hacer negocios allá.
Khalil: Bien.
D'Elía: Está muy interesado en intercambiar lo de aquellos por granos y carne allá eh.
Khalil: Bueno.
D'Elía: Y… ¿cómo es? Tiene un problema político, necesitan que se apruebe el memorándum ¿sí?
Khalil: Y si, está clarito ese tema Luis…yo te lo dije el otro día, ¿Manifestaste lo que te dije?
D'Elía: Si, yo les dije hace 10 días y me dijeron que en 30 días se aprobaba Khalil: No, no, yo te dije que el memorándum se iba a aprobar…yo te lo dije a vos, pero que lo estaban retrasando por esa cuestión…
D'Elía: No…no, ahí hubo alguna….conté lo que vos me contaste, el incidente que hubo Khalil: Si
D'Elía: Y…la reunión fue porque lo pidió la jefa ¡eh!
Khalil: Bueno.
D'Elía: Estamos al más alto nivel.
Khalil: quiere decir que estamos bien.
D'Elía: Si, si, re bien ahora, si a nosotros no nos aprueban el memo ese,
quedamos como unos pelotudos allá ¿viste?
Khalil: ¿Si no lo aprueban? Lo van a aprobar, eso lo van a aprobar… D'Elía: Bueno, pero a la brevedad lo tienen que aprobar, viste.
Khalil: Lo van a aprobar Luis, vos sabés cómo son los tiempos en Persia y aparte la lógicas que no se cumplen, o sea….eehh…De Vido tiene que
saber que “Timerman no cumplió con algunas cosas ”, esto es así de claro, no cumplió con algunas cosas…
(Comunicación del 20/5/2013, abonado 11-3238-4699, Archivo B-1009-2013- 05-20-111124-8, CD31).

Los pormenores de esa reunión, que D'Elía transmitió a Jorge Khalil, llegaron ese mismo día a Teherán, cuando el referente local de Irán resumió: “…Acá hay luz verde para hacer las operaciones y mandar a la gente, el tema es que quieren que se apure el memorándum…En principio, deciles que el tema que necesita Argentina es petróleo, todo petróleo, y todo lo que está comprando…Irán en grano se lo pueden dar, ese petróleo a cambio de granos… ¿entendés?…y se habló con De Vido…que todo esto se habló con De Vido…Argentina tiene una gran necesidad de petróleo e Irán tiene una gran necesidad de granos y todo eso, empezar el intercambio. Eso por un lado. Por el otro lado, De Vido entiende que para dar un paso en esto…o sea oficial, de Estado a Estado, tiene que haber firma del memorándum, porque si no, siguen los privados, nada más…como están ¡aburando…O sea, que se firme primero el memorándum para empezar a hacerlo de Estado a Estado, porque por ahora los únicos que están trabajando son los privados…” (Comunicación del 20/05/2013, abonado 11 -3238-4699, Archivo B-1009-2013-05-20-133130-8, CD 31).
Séptimo. D'Elía ha jugado un rol fundamental en la “puesta en escena” articulada por las autoridades del gobierno argentino a finales del mes de septiembre de 2013 cuando, supuestamente, se esperaba que la República Islámica de Irán responda si el Memorando había sido aprobado o no por el régimen.

La realidad de lo que ocurría está plasmada en las conversaciones telefónicas entre D'Elía y Khalil.
27 de septiembre de 2013.

D'Elía:…tengo un mensaje urgente del gobierno argentino, para pasar allá, pero urgente, antes de mañana.
Khalil: ¿Antes de mañana? ¿Dónde estás?
D'Elía: Estoy en la casa de gobierno ahora.
Khalil: Bueno, voy para aquellos lados.

(Comunicación del 27/9/13, abonado 11-3238-4699, Archivo B-1009-2013- 09-27-103753-14, CD 161).

En consecuencia, Khalil intentó ubicar al Encargado de Negocios iraní en Argentina para transmitirle el mensaje.

Khalil: Escúchame, Mohsen, ¿el hombre este va a estar ahí?
Mohsen Ali: El hombre va a estar ahí, pero tiene dos reuniones…
Khalil: No, yo necesito sacarlo 15 minutos, necesito darle un mensaje, viejo.
Mohsen Ali: Y por eso, pero ¿Cuándo?
Khalil: Es del gobierno argentino, mandaron un mensaje para él. (Comunicación del 27/9/13, abonado 11-3238-4699, Archivo B-1009-2013- 09-27-104209-26, CD 161)
En la siguiente comunicación se dijo:
Mohsen Ali: Escúchame, dice el Embajador que prefiere verte a vos solo, porque te quiere hablar, no vengas con él, que venga más tarde.
Khalil: No, yo puedo ir antes, el mensaje lo tiene él.
Mohsen Alí: Antes…
Khalil: Me llamó recién, llamaron de casa de gobierno, lo tiene él, el mensaje.
Mohsen Ali: Claro, claro, pero dice que a vos te quiere ver para hablarte en privado.
(Comunicación del 27/9/13, abonado 11-3238-4699, Archivo B-1009-2013- 09-27-104852-14.wav, CD 161).
En definitiva, D'Elía fue a la Embajada de Irán y le pidió a Khalil que también transmitiera el mensaje directamente a Irán: quería que llegara personalmente a Mohsen Rabbani.
D'Elía: Estoy en camino a la Embajada Yussef.
Khalil: Está bien, andá tranquilo, yo llegué justo recién a Casa Rosada, andá tranquilo.
D'Elía: Escúchame, veníporque necesito que hables con el Sheik alia ehl Khalil: Si, sí, sí, estoy con Rubén, ya llamamos al otro.

D'Elía: aaahh, ¿estás con Rubén? Me quedo tranquilo.
Khalil: estoy con Rubén acá, estoy enterado de todo, quedate tranquilo. D'Elía: decile que….explícale que acá estamos [ininteligible] y necesitamos eso, ¿sabésl Khalil: listo, listo, listo.
D'Elía: que mañana lo anuncien los dos eh… ¿tá?
Khalil: Listo, listo, dale, abrazo.
D'Elía: Listo, chau, abrazo.
(Comunicaciones del 27/9/13, abonado 11-3238-4699, Archivo B-1009-2013- 09-27-114113-28, CD 161).

En una posterior comunicación Jorge “Yussuf' Khalil reveló el mensaje.

Khalil: Hola, ¿te digo lo que es?
Karim Paz: Si.
Khalil: Necesita que el gobierno iraní junto con el gobierno argentino mañana anuncie la conformación de la Comisión de la Verdad.
Karim Paz: ajá…
Khalil: Y…y eso. Que por favor lo anuncien en conjunto mañana en la reunión.
Karim Paz: Hay que ver si los iraníes están preparados tan rápido, hay que ver…
Khalil: No….yo que sé, eso es otro tema, yo te digo lo que quieren.
Karim Paz: No sé, me parece que hicieron medio boludeces pero igual los iraníes tienen una paciencia de elefante, así que se la van a bancar.
Khalil: Si, por eso.
Karim Paz:….quieren arreglar Khalil: Tranquilo.
Karim Paz: Pero parece desprolijo, la Argentina se mueve ¿viste?, chupándole las medias a Estados Unidos, tiran problemas para Estados Unidos, pero se la van…. igual se la van a bancar todo, pero no creo que ya mañana anuncien que ya confirmaron. No creo que los iraníes vengan tan
afilados de reunión, porque la reunión se hace de apuro a pedido de Cristina….

(Comunicación del 27/9/13, abonado 11-3238-4699, Archivo B-1009-2013- 09-27-115448-6, CD 161).

En este punto, corresponde destacar el rol fundamental de D'Elía, al tratarse de la persona de la que se ha valido la Sra. Presidente y demás integrantes del plan criminal para transmitir los mensajes relativos a encaminar el encubrimiento destinado a dotar de impunidad a los acusados iraníes.

En síntesis, los antecedentes de Luis D'Elía como acérrimo defensor y militante tanto del régimen iraní como del gobierno nacional lo han posicionado como la persona ideal para cumplir este plan de encubrimiento.

Ya participaba del plan cuando el acuerdo aún se estaba negociando, cuando se firmó el Memorando de Entendimiento, cuando se lo trató en el Congreso Nacional, cuando quedó trabado por el desinterés de Irán, y cuando se montó una actuación entre las partes para simular que intentaban diplomáticamente acordar una salida dialogada a las desavenencias surgidas.

En distintas instancias de este sofisticado delito ha realizado aportes fundamentales para su desarrollo. Recibió instrucciones de parte de Andrés Larroque. Se comunicó innumerables veces con el interlocutor del régimen iraní, Jorge Khalil, contactó al representante diplomático de Irán y abogó públicamente por la buena marcha del plan. Es decir, desde su posición, contribuyó constantemente al avance del delito.

Deja un comentario